miércoles, 23 de febrero de 2011

¿PORQUE DEBERÌAMOS PERDONAR LAS OFENSAS?

                       ¡POBRE de Rosita Everest!              
¡MIRAD! Esta pobre mujer se llama Rosa, si, la que es hermana de la Chucha.  ¡HEY! ¡WACHA! ¿QUE PACHA?. Pero, Rosa; ¿porque esta tan apurada, agotada, compungida etc.? Algo tiene ella que ver con la pareja ? ¿Es probable que el agresor aquí sea uno de sus hijos, tal vez la mujer es su nuera? El punto aquí es; ¿perdonara esta mujer a su agresor? Tal vez. No obstante, yo me pregunto; ¿el agresor se arrepentirá para luego ir he humildemente pedir perdón a su pareja? 

Se preguntaran:  ¿que tiene que ver Rosa con la escena violenta en la foto? Mi respuesta sería también ver esta clase de violencia (domestica) supone una ofensa para el testigo ocular (+). Peor aun  cuando uno de los protagonistas tiene tiene lazos familiares por ejemplo: suponiendo que Rosa ha presenciado semejante acto violento y la pareja sea madamas ni nadamenos que su hijo o su hija, entonces Rosa esta mas que ofendida y el agresor debe pedirle perdón también a ella [Rosa Everest).




PORQUE DEBERÍAMOS PERDONAR LAS OFENSAS?
Respondiendo a L8ter226.


Estimado lector para contestar tu mensaje, o tu pregunta ¿''Que nos duele mas, causar dolor o sufrir ''? (es lo mismo dolor y sufrir).  No se con que fines me haces tal pregunta, porque percibo que es de las llamadas preguntas causiosas . Sea como fuere, si fuese yo quien hiciese esa pregunta la harìa de esta manera; ¿Que te duele mas, causar dolor o sufrir por hacerlo? de esta manera a quien le hiciese la pregunta me podrìa dar su opiniòn personal, y eso hare a continuación. 

Hablando de mi y basado en mi propia experiencia, si, asi deberìa ser, porque te imaginas que yo pudiera saber lo que a los demás  les duele mas, si causar dolor o sufrir. Es de suponerse pues, que la pregunta me la haces a mi, correcto si, y que me pides mi opinión respecto a lo que yo pienso acerca de ello, y,  no mi opinión respecto a todos los demas porque cada cual deberìa opinar respectivamente. Pues bien  ya lo he dicho en otras ocasiones que prefiero que me ofendan a ofender. Y cito, las ofensas (insultos, sobajamiento, humillación etc.). 

Por ser el medio mas común por el que se causa dolor a otros o se sufre por hacerlo ya sea  verbal o físicamente como es el golpear a alguien. Cuando hablo de que prefiero ser ofendido a ofender lo he tomado como un ideal  a ejecutar, es decir, me he comprometido asi mismo y pidiendo ayuda de "Arriba'' porque a la hora de la verdad, es muy difícil controlarse pero hay menos dificultad, si de antemano se ha propuesto asi. Ahora bien, dependiendo de cada caso, como se suscite, y ver si los protagonistas de la ofensa la hacen con toda intención o sin ella. 

He podido darme cuenta, que cuando un amigo --aùn intimo--me ha ofendido le guardo rencor y de inmediato tramo la venganza, es aquì donde medito y me pregunto, ¿Que pasa? ahora ya no es la ofensa lo que me duele, sino el pensar en la venganza cuyo efecto nocivo mata mi precaria paz y no tener paz me parece que duele mas, porque es un sacrificio pero benigno, conseguir la paz porque en ella tengo deleite gozoso. Para mi la vida serìa; insípida y sin gusto si no tuviera aunque a veces oasis de, quietud, sosiego, tranquilidad. 


www.veengle.com 
Ahora, haciendo cuentas para saber quien pierde mas, si el que causa dolor (ofende)  o el que sufre por haber sido ofendido. Por experiencia propia, he sufrido, y he perdido mas por ofender que ser ofendido. No obstante, el mismo sufrimiento ha sido mi maestro, para que con humildad genuina pueda perdonar a quienes me ofenden y lo he hecho, y el resultado es que los diablillos del orgullo herido --dolor o lo que es lo mismo, amarga colera, inestabilidad, temor, y hasta insomnio-- huyan despavoridos y es asi como vuelve la paz, y aun '' la paz que supera todo pensamiento'' (cita bíblica). 

En efecto, hablo de la paz que Dios da. Y es asi como llegamos a saber que Dios a quien no podemos ver, nos perdona, porque hemos perdonado a nuestro semejante que si podemos ver. Es verdad que mi compromiso de ''mejor prefiero que me ofendan (sufrir) que ofender --causar dolor a otros-- esta vigente. Empero, aun cuando pudieran acaecer me sucesos imprevistos que impliquen el que me ofendan; mi reacciòn puede ser diferente a lo que me he prometido, pero llevo cierta ventaja debido a mi predisposición  de sentir que puedo perdonar las ofensas que en el futuro pudieran hacerme los demás. 

Y de esta manera dar vida a parte de la oración modelo expuesta por Jesucristo: ''perdonar las faltas a los demas'' asi como su Padre Celestial perdona las nuestras. Para finalizar te digo que a quienes mas he ofendido han sido a mis seres queridos, en especial, a mis padres que por no respetarlos y por ser un vil hijo desobediente les cause mucho dolor.  Y sinceramente te digo que desde hace muchos años ellos descansan en paz pero yo, hasta el dia de hoy, aunque se que me perdonaron, derramo lagrimas y sufro por todas las ofensas que les hice. 

Lo mio es serio porque amo la paz y me duele perderla, en mi pròxima intervenciòn te hablarè de un par de experiencias  que hace poco vivi. Una.- Cuando yo sin deber nada --en lo que me parecio fue un secuestro a mi persona--, fui torturado física y emocionalmente durante diez y nueve dias  y la angustia extrema y la desesperaciòn estuvieron a punto de volverme loco. Dos.- Cuando me dirigia caminando ha hacer unas compras en una tienda que se encuentra a una cuadra --o bloque-- de mi casa, de pronto  ¡Pum! Sentì un fuerte golpe que me aturdiò por unos segundos. 

Un individuo joven me diò tremendo puñetazo que me partio el labio superior y mi sangre fue derramada, sentì miedo pero a la vez una reacción defensiva tal, que aquel joven ya no pudo seguir golpeandome. Si, sufrì un tiempo pero al fin lo perdone, y ¿Sabes? sentì una gran compasiòn por el, ¿Porque? porque el que perdiò fue el, y hasta trate de ayudarlo.  Sabras todos los detalles, si es que me prestas tu fina y amable atenciòn en la continuaciòn de este mi largote mensaje. Gracias por preguntar (de la abundancia de mi corazón salen mis palabras)-[cita biblica parafraseada].

Aquel joven me tomo por sorpresa rompiendo el labio superior derecho con un puñetazo, al no tumbarme, me di cuenta que no tenia pegada, seguimos peleando, ya nada me pudo hacer, lo unico que escapando se por piernas me decía, discúlpeme me equivoque'' tres veces lo repitió. Ls traere el blog donde narro parte de eso. E l perdió!. perdone.  **&^ despues edito.
Publicar un comentario

The Daily Puppy

Vistas a la página totales