martes, 30 de octubre de 2012

Son sus hijos unos hijos de la..

                                                                              ..DESOBEDIENCIA!    
           ¡HEY!¡WACHA! ¿QUE PACHA? ¡BIENVENIDOS!;Pancho51

                         
        (Recuerdos de mi padre) 
 Hombre, carismático, de fe, y aunque valiente, era considerado, razonable, la compasión por los demás era suya: se quitaba la camisa para darla a otros. Es decir, daba su alimento al hambriento aunque el no comiera todo el día. No no era un santo menos un ángel celestial. Era un ser humano mortal, con ciertas cualidades, y también muchas debilidades, la peor: La Mujeres. Esta es pues: una breve historia de mi comportamiento hacia el, aun cuando ya se encontraba al borde la muerte) (exclusivo Blogger).
                         
                                  EL HIJO DESOBEDIENTE igual a PeNdeJOW

Hablo de mi, por eso mi vida la puedo comparar a la vida amargada e inútil de Pito Pérez. Una vida arrastrada, cuya inutilidad me obligaba a pensar en desaparecerme del mapa. Una vida llena de mierda, emocional y mental. Un ser, estúpido  griton mandon e irrespetuoso. Le gritaba a mi madre pero no a mi padre aunque con hechos le hacia sufrir y hasta llorar. Pero le juro; yo no sabia lo que hacia. Yo no deseaba ser así, pero algo en mis adentros sin remedio y en contra de mi voluntad me hacia arremeter mas que con mi padre lo hacia con mi madre [a la cual tal vez amaba pero un resentimiento contra ella me impedía ver el amor que ella me tenia].
               
Y a propósito, les comparto que con suma frecuencia recuerdo y aun sueño a quien en vida fue mi padre. Me acuerdo de el no por lo que yo tanto le amaba, sino por tanto daño que le causaba debido a  mi estúpida forma de ser. Por eso lo sueño, por lo desobediente e irrespetuoso que fui con el. Y en mis sueños algo en mi me reclama, me acusa, y escucho claramente sin palabras que una voz me dice: ''¿Porque fuiste tan malo con el?'', aunque el como humano cometía errores: No obstante, el tenía su corazón abierto para ti. Siempre que te daba lo mejor, tu solías pagarle con lo peor. Aunque a veces se enojaba y te gritaba, eso no se comparaba con el amor que te tenia, hasta el día de su muerte, el se preocupo por tu bienestar

Y aunque deseaba tener lo que tu querías para dártelo ya no podía mas  porque el estaba agonizando,  y aun así te dio lo que necesitabas. Y mas aun al borde de su muerte a ti te importaba poco verlo morir, ya que seguías causándole daño. Y tres días antes de que el se fuera para siempre de tu presencia, te hablo, débil y tembloroso, pero amoroso, solo para decirte con tono compasivo y sereno: ''Hijo, sino nos das, no nos quites". Creí que se refería a las cosas materiales porque al son de sus palabras de inmediato recordé todas las cosas que yo le agarre o le robe para venderlas. Hasta mucho después de su muerte supe lo que mi padre me quiso decir. El no hablaba de las cosas materiales sino de lo que mas amo..

La Paz .. por eso aún y hasta  en mis sueños en mis oídos resuenan sus ultimas palabras dirigidas con amor a mi: ''Hijo sino nos das (paz) tampoco nos la quites''. Hoy yo no tengo paz cada vez que recuerdo aquellas tristes, y dramáticas escenas de sus últimos días  cuando mi padre me hablo antes de volver al polvo. No obstante, son mas los recuerdos hermosos que de el tengo. Después de casarme y tener hijos los recuerdos me llegaban con mayor frecuencia y mas intensos. En cada buena acción que yo ejecutaba al lado de todos y cada uno de mis hijos, en especial al correr por las calles o caminar tomados de las manos*, me veía yo en mi padre.

 Nuestro hobby era ir al cine y eso me llenaba de recuerdos porque eso era lo que mi padre hacia conmigo; llevarme al cine cada vez que se estrenaba una película  A mis hijos siempre los trate bien les di lo mejor, cosas materiales, una casa la mejor ropa, dinero para que lo gastaran a su antojo. Y les decía gastenlo en lo que quieran el dinero va y viene así era mi padre mas que con lo demás de mis hermanos, lo era conmigo. Así soy yo con todos mis hijos y mi atención y amor están sobre todos ellos. Y aun los ayudo hasta donde puedo aunque yo me quede sin un cinco. 



Mis padres no fueron culpables de nada por ser como yo fui y aun en buena  parte soy, sin importar lo que ellos hayan sido. Y para el caso me baso en lo siguiente: En tiempos antiguos existieron reyes muy buenos fieles y obedientes con su Hacedor, pero sus hijos les salieron muy malos. Así también habían reyes muy pero muy malos, y sus hijos les salieron buenos. Creo que yo no soy la excepción de no tener hijos ejemplares. ''No existe ni un solo hombre -jóvenes- que este haciendo lo que es bueno y sin embargo este cometiendo faltas'' (La Biblia). Considero que ninguno de mis hijos es malo, veo en ellos el corazón bondadoso y amoroso de mi padre. Empero, unos mas que los otros.


http://www.jw.org/es/publicaciones/r
\evistas/g201211/claro-que-pueden/
La mentira es común, la obediencia a los padres se esta perdiendo en las tinieblas, muchos son feroces no saben del cariño natural,  no tienen afecto ni para ellos mismos.  solo se esta cumpliendo la profecía bíblica respecto a como serian los hombres en los días del fin: Malvados! Sin embargo, existen miles de jóvenes que se esfuerzan por ser mejores día a día. Jóvenes que tienen verdadero temor reverencial a Dios, jóvenes que se esfuerzan por respetar a sus semejantes, tanto como a sus padres. De tal manera que ponen de manifiesto que respetan a quien los creo. De hecho, me queda claro  que estos jóvenes, hombres, y mujeres de todas las edades y de toda tribu, raza, religión, color y credo son: de este mundo sumergido en la oscuridad:  LA LUZ!.

* en el caso de mi padre y yo las caminatas las hacíamos mas que en las calles en los campos. 
Publicar un comentario

The Daily Puppy

Vistas a la página totales